The Latest

"Como ve, todos tenemos en nuestro interior los elementos necesarios para producir fósforo. Es más, déjeme decirle algo que a nadie le he confiado. Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillas en nuestro interior, no las podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento; música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión, es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillas se humedezca y ya nunca podremos encender un sólo fósforo. Si esto llega a pasar, el alma huye de nuestro cuerpo, camina errante por las tinieblas más profundas tratando vanamente de encontrar alimento por sí mismo, ignorante de que sólo el cuerpo que ha dejado inerme lleno de frío, es el único que podría dártelo…
…Por eso hay que permanecer alejadas a esas personas que tengan un aliento gélidos. Su sola presencia podría apagar el fuego más intenso, con los resultados que ya conocemos. Mientras más distancia tomemos de esas personas, será más fácil protegernos de su soplo. Hay muchas maneras de poner a secar una caja de cerillas húmeda, pero puede estar segura que tiene remedio…
…Claro que también hay que tener mucho cuidado de ir encendiendo los cerillos uno a uno. Porque si por una emoción muy fuerte se llegan a encender todos de un solo golpe producen un resplandor tan fuerte que ilumina más allá de lo que podremos ver normalmente y entonces ante nuestros ojos aparece un túnel esplendoroso que nos muestra el camino que olvidamos al momento de nacer y que nos llama a reencontrar nuestro perdido origen divino. El alma desea reintegrarse al lugar de donde proviene, dejando el cuerpo inerte…Desde que mi abuela murió he tratado de demostrar científicamente esta teoría. Tal vez algún día lo logre. ¿Usted qué opina?”.
Laura Esquivel, Como agua para chocolate
Jul 29, 2014
Declaro la independencia de la imaginación y el derecho del hombre a su propia locura. #FelizDiaDeLaIndependencia
Fotografía. Salvador Dalí
Museo de Dalí, Figueres. España
Jul 9, 2014

Declaro la independencia de la imaginación y el derecho del hombre a su propia locura. #FelizDiaDeLaIndependencia

Fotografía. Salvador Dalí

Museo de Dalí, Figueres. España

Jul 9, 2014 / 2 notas

Sexo, droga y rock and roll.  
Jim Morrison en cementerio del Père-Lachaise. París, 2014

Abr 17, 2014

Si …

Si te tuviera cerca y nos sobraran horas, confesaría pensamientos de fragmentos efímeros de la vida, conclusiones que en la rutina construyen ideales y que sólo entenderían, mi inconsciencia y vos. 

Quiero uno de esos…
Abr 15, 2014 / 1 nota

Quiero uno de esos…

Abr 4, 2014 / 2 notas

Selección de historias de turista por #méxico #df

En el día de su cumpleaños, Vincent y yo, sus botitas y las mías.
"En la oscura boca del gastado interior bosteza la fatiga de los pasos laboriosos. En la ruda pesantez del zapato está representada la tenacidad de la lenta marcha a través de los largos y monótonos surcos de la tierra labrada, sobre la que sopla un ronco viento. En el cuero está todo lo que tiene de húmedo y graso el suelo. Bajo las suelas se desliza la soledad del camino que va a través de la tarde que cae. En el zapato vibra la tácita llamada de la tierra, su reposado ofrendar el trigo que madura y su enigmático rehusarse en el yermo campo en baldío del invierno. Por este útil cruza el mudo temer por la seguridad del pan, la callada alegría de volver a salir de la miseria, el palpitar ante la llegada del hijo y el temblar ante la inminencia de la muerte en torno". 

Así reflexiona Martin Heidegger sobre la obra de Van Gogh acerca de un objeto y esa peculiar visión de los objetos que el “creador” o “imitador de la naturaleza” lanza sobre las cosas con el fin de dignificarlas y extraer de ellas todo su valor como formas. 
Mar 30, 2014 / 2 notas

En el día de su cumpleaños, Vincent y yo, sus botitas y las mías.

"En la oscura boca del gastado interior bosteza la fatiga de los pasos laboriosos. En la ruda pesantez del zapato está representada la tenacidad de la lenta marcha a través de los largos y monótonos surcos de la tierra labrada, sobre la que sopla un ronco viento. En el cuero está todo lo que tiene de húmedo y graso el suelo. Bajo las suelas se desliza la soledad del camino que va a través de la tarde que cae. En el zapato vibra la tácita llamada de la tierra, su reposado ofrendar el trigo que madura y su enigmático rehusarse en el yermo campo en baldío del invierno. Por este útil cruza el mudo temer por la seguridad del pan, la callada alegría de volver a salir de la miseria, el palpitar ante la llegada del hijo y el temblar ante la inminencia de la muerte en torno". 

Así reflexiona Martin Heidegger sobre la obra de Van Gogh acerca de un objeto y esa peculiar visión de los objetos que el “creador” o “imitador de la naturaleza” lanza sobre las cosas con el fin de dignificarlas y extraer de ellas todo su valor como formas. 

La gestualidad de Subirach
Como si con el vuelo y la fantasía lumínica de Gaudí no fuera suficiente, en en la fachada más cercana al acceso principal, en la fachada de Pasión de Cristo, te espera la movilizadora gestualidad del escultor Josep Maria Subirach. Las miradas de esos rostros se clavan en la retina para que tu cuello quede anclado en esa dirección por varios minutos. En cada gesto, arruga, mirada vacía y labios de piedra, se puede escuchar el grito del sufrimiento mudo que tanto angustia a pleno sol del mediodía.
 Subirach nació en Barcelona el mismo día que yo, pisciano.
Mar 27, 2014 / 1 nota

La gestualidad de Subirach

Como si con el vuelo y la fantasía lumínica de Gaudí no fuera suficiente, en en la fachada más cercana al acceso principal, en la fachada de Pasión de Cristo, te espera la movilizadora gestualidad del escultor Josep Maria Subirach. Las miradas de esos rostros se clavan en la retina para que tu cuello quede anclado en esa dirección por varios minutos. En cada gesto, arruga, mirada vacía y labios de piedra, se puede escuchar el grito del sufrimiento mudo que tanto angustia a pleno sol del mediodía.

 Subirach nació en Barcelona el mismo día que yo, pisciano.

Mar 27, 2014 / 1 nota

lucialedesma:

De copas por bares con solera #Sevilla #foto

“Hay una vitalidad, una fuerza vital, una energía que se traducen a través de ti en acción, y como hay un solo tú en todos los tiempos, esta expresión es única. Y si la bloqueas, nunca existirá a través de otro medio y se perderá”.
Martha Graham (en Agnes de Mille, Dance to the Piper, 1951)
Mar 8, 2014
elpannuestrodecadadia:

Castañas asadas. Madrid, España. Enero 2014
Lucía Ledesma. @galumpheando
Mar 3, 2014 / 1 nota

elpannuestrodecadadia:

Castañas asadas. Madrid, España. Enero 2014

Lucía Ledesma. @galumpheando

elpannuestrodecadadia:

Estatua viviente. Madrid, España.
Febrero 2014
Fotografía: Luchi Ledesma
Mar 3, 2014 / 1 nota

elpannuestrodecadadia:

Estatua viviente. Madrid, España.

Febrero 2014

Fotografía: Luchi Ledesma

Feb 21, 2014 / 2 notas

artistasqueinspiran:

Adolfo Arenas Alonso. Hoy conocí la obra de este artista de Sevilla. Vende sus dibujos por las calles de Madrid. Y como dicen acá, la flipé. 

Más info: http://adolfoarenas.blogspot.com.es/

Feb 19, 2014 / 1 nota

Ravajaleando

Fotografía: Luchi Ledesma

Cathédrale Notre Dame de Paris
ph: luchi ledesma
Feb 9, 2014

Cathédrale Notre Dame de Paris

ph: luchi ledesma